ReflexionesCómo trabajar en equipo y tomar tus propias decisiones

enero 4, 2021by Mónica Chacín0
https://www.monicachacin.com/wp-content/uploads/2021/01/20210103_141443-1280x960.jpg

 

Si detallas la foto podrás observar a cientos de gaviotas volando juntas porque así lo deciden.

Una decisión tomada desde la libertad.

Trabajar en equipo debe ser como el vuelo de estas aves, un vuelo en conjunto en total libertad y donde puedes tomar tus propias decisiones.

Tomar tus propias decisiones parece una tarea sencilla, sin embargo, muchas veces no lo es.

Por lo general, cuando tenemos un problema en el día a día, algo que no sabemos resolver, ¿qué hacemos?

Preguntar, consultar, contar lo que nos sucede a otras personas (del equipo) buscando respuestas.

Sí, esto es válido. Y puede ser útil. Pero podría mostrar cierto grado de inseguridad (depende de cuál sea tu enfoque)

Preguntar a otros también puede ralentizar el proceso para llegar a una conclusión o solución.

Todo va a depender de cómo lo afrontes, de cuál sea la situación y de tus capacidades de liderazgo.

Seamos un poco como las aves, que vuelan juntas porque así lo deciden y siempre toman sus propias decisiones en libertad.

 

¿Cómo integrar al equipo y hacerlo partícipe de la toma de decisiones?

 

Con preguntas como:

«¿y tú cómo lo ves?, ¿qué solución se te ocurre para que podamos resolverlo?»

en lugar de:

«esto es terrible, la verdad es que no sé qué hacer, qué harías tú en mi lugar».

 

¿Notas la diferencia de enfoques?

 

La primera pregunta invita a encontrar una solución desde la confianza y positivismo.

La segunda predispone al receptor porque está enfocada desde el miedo.

 

Trabajar en equipo te ayuda a lograr mejor tus objetivos y si te comunicas de manera asertiva te resultará mucho más fácil.

 

Estanque Parque El Retiro, Madrid
Parque El Retiro, Madrid

 

Comunicarse asertivamente es fundamental

 

Para comunicarse de manera asertiva debes ser capaz de defender tus derechos, expresarte y dar tu opinión de forma honesta, sin caer en la agresividad o pasividad, respetando tus necesidades y las de los demás.

Si deseas lograr esto es recomendable que la comunicación sea presencial, donde esté involucrado el lenguaje corporal que también te ayudará a expresarte mejor.

Olvídate del chat cuando de un problema se trata.

Si deseas dejar constancia de algo hazlo por escrito mediante un correo electrónico.

Procura siempre comunicarte de manera verbal y presencial para que puedas resolver cualquier conflicto de la mejor manera.

La comunicación virtual a través de un chat puede generar muchos malentendidos. Y esto solo podría empeorar la situación.

 

Sé un líder y defiende tu punto de vista con respecto al problema

 

No debemos confundir ser líder con mandar.

Un líder es una persona que logra influir en el equipo porque inspira confianza y compromiso.

Con su ejemplo logra motivar a los demás del equipo.

Y esto es que lo debes procurar ser, un líder, cuando de tu proyecto de emprendimiento se trata.

 

Pidiendo opinión al equipo para encontrar una solución efectiva

 

Encontrar soluciones a los problemas laborales es más sencillo de lo que parece.

Por ejemplo, si solo tú tienes el control de la situación y eres el único que puede resolverlo, resuélvelo tú y no retrases el buen trabajo del equipo involucrándolos en temas que pueden estar fuera de su control.

Si el problema que se presenta está fuera de tu control, es decir, se escapa de tus manos resolverlo por ti mismo(a), involucra al equipo y seguramente juntos podrán aportar ideas que sumen a la resolución del mismo.

También, cuenta la versión de los hechos de la manera más objetiva posible para que las respuestas de otros puedan guiarte mejor.

Ser proactivos y saber tomar decisiones también es clave para el logro de nuestro éxito.

¿También lo crees así?

 

3 claves para tomar las mejores decisiones en equipo

 

1. Aprende a escuchar y analiza lo que sucede sin hacer suposiciones

Recuerda que cada persona del equipo tiene su punto de vista muy particular y personal acerca del planteamiento que les haces. Escucha la versión de la historia o la opinión que cada quien tenga para que puedas analizar lo que sucede y sacar tus propias conclusiones.

 

2. Respeta la opinión de los demás y defiende la tuya 

No todos tienen que estar de acuerdo con la conclusión y decisión de la mayoría dentro del equipo, por eso es importante respetar, sin juzgar el pensamiento de nadie.

Es válido pensar diferente. Pero ¿cómo podemos saber si la decisión que estamos tomando es la correcta?

La tercera clave a continuación nos lo muestra.

 

3. Vela por los intereses de todo el grupo y confía en ti

Tener confianza en lo que estamos haciendo y decidiendo es fundamental. También lo es velar por los intereses de las personas involucradas en el asunto.

Equilibrio ante todo y sentido de la justicia, velando siempre por el bien común.

Recuerda que si alguien dentro del equipo ha cometido algún error, no se trata de señalarlo con un dedo de juez, sino de ayudarle a ver en qué se ha equivocado, de manera amable para que pueda superarlo y avanzar.

 

Emprender es de valientes y tú también puedes ser un buen líder.

 

Mientras se emprende, en el camino se aprende.

 

Recuerda que nadie nace aprendido y por eso estamos aquí, para aprender y seguir avanzando, haciendo nuestros sueños realidad.

 

Solos podemos llegar más rápido, en equipo podemos llegar más lejos, ¿lo habías escuchado antes?

 

Espero que este post te inspire y te motive para que cada día seas un mejor líder.

 

¡Feliz inicio de semana querido(a) amigo(a) emprendedor(a)!

Mónica Chacín Copywriter

 

¡Bienvenido 2021, este año será mucho mejor que el anterior! 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *